Forza Galicia

Sonido de cerrojos…

Las puertas para que el infierno suba hasta nosotros se han abierto.

Los diablos que habitan lo más profundo del averno nos echan su aliento.

Y todo se consume.

Se consume el monte hogar antaño de druidas y  marmitas.

Se reduce a cenizas las ramas y raíces donde cientos de seres habitan.

Devoradas por las lenguas de los demonios las vidas de tantas personas…

Y Galicia llora.

Y yo, lloro con ella.

Anuncios

Algún día

sir

Adoro contemplar la inmensidad del cielo en la oscuridad de la noche y buscarte.

Allá en el Norte, donde moras… Situarte arriba, en la representación de tu Ser en estado eterno.

Sirio, guía en la soledad.

Brillas con tal intensidad que hace que los millones que te rodean sean casi imperceptibles a la vista…con esa paz que ni todo el caos cósmico de alrededor puede perturbar.

Me gusta creer que  mandas mensajes a través del viento, interpretar tu ánimo según si mandas brisa o vendaval. Sentir cómo alborotas mi pelo y saber que aconsejas cómo se debe o no actuar.

A veces, si te olvido un poquito, posees la Luna. Imponente te plantas ahí ante mis ojos, tapando todo lo demás para que te observe, para que te piense y te sienta…como si estuvieras aquí conmigo…y lo estás.

Otras veces mandas tus mensajes a través de reflejos en el mar; de contraluces en las nubes o de influjos lunares que me sintonizan contigo y aunque tú no lo sepas,  te respondo.

Existe una fuerza, la más grande de todas, que une nuestras esencias. Una fuerza tal, que ni la distancia, el tiempo o la dimensión podrá destruir jamás.

Y algún día podrás oírme decir, todas esas cosas que le respondía al viento, que le susurraba a la Luna o que gritaba a las estrellas.

Algún día…

El Plan Perfecto

 

Se está ejecutando el Plan Perfecto

Se está ejecutando y  ni si quiera somos capaces de percibirlo. Ha logrado tal eficacia que ha anulado nuestra capacidad de juicio, objetivo y propio.

Han logrado que un virus letal prolifere dentro de nuestro organismo hasta invadir cada célula…y ni te has enterado.

Se estaba viviendo una época de cambios. Una época en la que “lo que siempre se ha hecho” ha sido puesto en tela de juicio para luchar por lo que “Debería ser”.

Se estaba trabajando para adaptar costumbres obsoletas a comportamientos acordes al siglo y realidad social en que vivimos; para cambiar leyes establecidas para benificiar tan sólo a aquellos que las aplican por otras que realmente protegerían al pueblo.

Se estaba llegando a visualizar una sociedad sacando la cabeza del pozo medieval en el que sí, aun estamos atrapados.

El pueblo, la gente…no en su mayoría, pero sí lo suficiente para hacer ruido y para cambiar las

cosas, estaba despertando

Estaban diciendo: ¡Ey, basta ya de vulnerar mis derechos!…¡Ey basta ya de robar mi dinero para financiar tu hambre feudal!…Ya no más. Era el momento de quitarle el maquillaje a esta pseudodemocracia.  El futuro del pais, los jovenes, tienen derecho, como lo tuvieron nuestros mayores de elegir qué transición al cambio quieren.

Y nos han engañado. Nos han manipulado todo este tiempo haciéndonos creer a salvo en un sistema que vela por todos nosotros cuando está configurado para velar por ellos.

Una serie de leyes que sólo aplican a medias…cuándo y con la dureza que ellos consideren oportuna..y por su puesto a quienes ellos vean como amenaza.

Están efectuando el plan perfecto en el momento perfecto y no nos estamos enterando porque se lo estamos permitiendo.

El truco mas viejo de este pais…y volvemos a caer. El Madrid-Barca de antaño…más eficaz que

nunca.

Muy oportuno. En este momento, en el que poco a poco estamos consiguiendo cortarle las alas a esos buitres que siempre nos rondaban…Cuando estabamos aunando fuerzas, sacándolos de sus despachos blindados; arrebatándoles sus bastones de mando Municipales…dandole voz y poder al pueblo…Donde ni el brillo de una corona escapaba a la lógica obligatoriedad de ser juzgada si fuera necesario…

En ese punto exacto donde la limpieza de mierda de nuestra tierra nos acercaba mucho a desenterrar las fortunas robadas más ocultas…de unos y de otros mandatarios…justito ahí…Antes de que nos vengamos arriba..lo vuelven a hacer.

Despiertan ese virus latente que una vez inyectaron dentro de los pobladores de esta tierra, sin importar los límites que delimitan territorios…enarbolan banderas, y politicos de uno y otro bando señalan en la otra dirección con el dedo acusatorio de enemigo Nº1

Y es entonces cuando puedo poner mi frase favorita:

“Cuando el sabio señala la luna…el tonto le mira el dedo”

Y aquí estamos, enfrentados y luchando por una causa ficticia que no es otra que la de distraerte de la guerra real que estabas librando y en la cual habías ganado batallas.

Han conseguido que olvides quién es el verdadero enemigo.

Y alli están ellos, tranquilos de mantenernos ocupados y distraidos de la lucha que librábamos y que tanto amenazaba al tipo de vida que deseaban llevar.Viéndonos  pelear entre nosotros y celebrando otro clásico que nunca falla.

“Divide y vencerás”

Y lo peor de todo esto, es que nosotros somos los únicos culpables por permitirlo. Porque si hay algo en lo que no tengo duda alguna, es que donde único eres libre de verdad, es en tu Pensamiento. Pero para eso tienes que pensar por tí mismo…si dejas que te manipulen con un sentimiento genérico e inculcado subliminalmente, ya sea nacionalista, regionalista, religioso, político, etc…eres un Esclavo más.

Y llegados a este punto…no veo enemigo más peligroso que vencer y contra el que luchar, que aquellos que quieren volver a ponernos cadenas…ni causa más noble y necesaria que defender que la LIBERTAD.

Ánimo a todos aquellos que aún a riesgo de llevarse palos, de ser encarcelados o señalados, tienen los cojones de pensar por sí mismos y de luchar por una libertad que todos queremos.

Libertad que, los que han quedado al margen de la lucha, con sus ropas limpias y opinión pública intactas…también disfrutarán.

Por último decir que hacia la paz…la paz es el único camino…pero también diré que puede que sea pacífica, pero no pacifista. Si me atacaran…no me defendería con besos.

Dejen de mirar los dedos que señalan una bandera u otra y fíjense en qué estamos haciendo con la tierra en que vivimos y la gente que nos rodea.

Namaste, y mucha luz para tod@s en tiempos de penumbras.

 

 

 

 

 

 

Infierno en el Paraíso.

 

INCENDIO EN LAS LAGUNETAS DE SAN MATEO.

Arde mi tierra…

Las llamas lamen el aire que siempre fluye puro.

El fuego devora hambriento esos los pinos que dibujaban un  horizonte repleto de vida.

Vuelan cenizas, testigos predilectas de la mezquindad de los actos de esos seres, autodenominados humanos…pues no  son más que bestias endemoniadas que crean infiernos allá donde pisan.

Arde mi tierra…

Suenan sirenas. Su eco se oye más que nunca como gritos de terror en mi cabeza.

Las lágrimas que derramo son como ácido en la piel…

La rabia que siento es lava en mi estómago…

En mi mente  una apisonadora deambula aplastando todo intento de comprensión…

Arde mi tierra…y yo hoy, ardo con ella.

En el Paraíso transformado en Infierno.

La profecía de Eos.

 

IMG_20170919_143743-01

Soplan vientos del Este…

Pero no vientos cualquiera…sino de esos que cubren los campos de hojas verdes en tiempos estivales.

Soplan vientos que zumban…silbando en las cabezas de aquellos que viven agazapados en la paz de los valles.

Generan ciclones de miedo que crecen, alimentados de indiferencia en los corazones.

Vienen vientos del Este…

Y cuando gire la veleta… ya no habrá dónde cobijarse.

Tras el velo del sueño

PicsArt_09-14-01.44.06¿Qué se esconde tras el misterioso y sutil velo del sueño?

¿Es realmente y tan sólo una fase de nuestro cerebro que nos induce al semicoma para poder reiniciar el funcionamiento biológico y vital del cuerpo?

O quizás no… Quizás sea una entrada directa hacia el Matrix de nuestra existencia. Un ascensor que nos puede conectar con cada planta de nuestras vidas paralelas y echar un vistazo qué tal nos va por ahí.

Anoche entré en una de las plantas de mi Matrix…tuvo que ser así…

En el “viaje” me encontraba con amigos y conocidos y recordábamos momentos viendo vídeos y álbumes de fotos viejas, de nuestra infancia… Con cada foto venían en torrente a mi mente los recuerdos…como la crecida de un río…

Conversaciones, vivencias, recuerdos de personas que ya no estaban, canciones que sonaron en fiestas, emociones que sentía al escucharlas…

Fue bonita la visita a (llamese Planta 8). Pero además de bella, también perturbadora…pues al regresar a la Planta 0 mi mente quería coger con la punta de los dedos esos recuerdos para poder saborearlos de nuevo y no los encontraba de igual forma…

Tan sólo hallaba pinceladas de un sueño…

Visité lugares…una anciana en algún lugar de alguna montaña me invitaba a un tazón de leche de cabra…( al parecer como siempre hacía). Crucé con los pies descalzos su huerto, sembrado pero no germinado, sintiendo la tierra húmeda, las piedras enterradas para airearla… podía respirar su aroma a vida… Sentí el frío del ambiente, la neblina que me rodeaba antes de entrar en una casa construida en la montaña.

Era blanca y humeaba su chimenea de piedra embriagandolo todo con olor a leña quemada.

En el interior de la vivienda muchos iban y venían. Preparaban algo.

Husmeando un poco, se adivinaba que galletas y algún tipo de guiso.

De fondo…el resonar de un tambor..como anunciando la llegada de algo…

Y así fue…

La puerta del ascensor se abrió de repente y desperté…

En la Planta que me toca vivir ahora…

Dejándome con la duda rondando la cabeza de…

¿En cuál parará esta noche…?

Que no te necesiten…¡que te elijan!

Quédate con quien no te necesite…

No es de extrañar que cada vez existan más personas que se sientan solas en medio de un montón de gente…

Ya no existe el altruismo social, el placer de las sinergias emocionales. En estos momentos sólo nos rodean los individuos sedientos de alguien que cubra sus carencias, que resuelva sus problemas, que escuche sus quejas…

Precisamente por eso muchas veces siento que nadie me conoce…es que a nadie le interesa mi forma de ser, mis gustos o disgustos…tan sólo importa lo que yo pueda aportarles…Vampiros energéticos que te absorben hasta la última gota de esencia si les dejas.

Valora a quien permanezca a tu lado aunque sean mil horas en silencio, sin exigirte entretenimiento o sin buscar llenar su espacio de ti.

Que al contrario del resto emita, aporte, sin esperar, sin negociar intercambios de nada…con un fluir natural y no forzado.

Quédate con quien no te necesite por que aun sin ti, esté completo… pero a pesar de ello elija estar contigo.

 

La caja del Recuerdo

Guárdame en tu cajita…

En ésa donde guardas a las personas que amas y vuestros recuerdos.

En ésa donde tan bien se conservan las vivencias y emociones.

En ésa capaz de hacer creer que, guardando todo ahí, la memoria inalterable materializa la realidad del día a día.

Guárdame en tu cajita… Mientras la vida es otra, mientras el tiempo pasa… y el día que me extrañes…

Búscame dentro.

cofre

Ese reflejo en el espejo

Alguna que otra vez  miro al espejo y digo:

Permite que me ponga pocha…

Y es que a veces me resulta tan agotador mantenerme siempre a punto…y para qué? Para nada… Nadie tiene nunca en cuenta todo ese esfuerzo por tener fija la sonrisa, la palabra amable, la paciencia imperturbable…aún cuando por dentro estés quebrada. No les importa, ni el esfuerzo…ni el quiebro.

Todos parecen vivir con la expectativa puesta en el momento en que flaquees, en ese día “flojo” en que decides dejar el “postureo” que poco o nada te aportan a tu existencia real y mandarlos a tomar viento…quizás con una amplia sonrisa (esta vez sí…muy sincera) o quizás con los ojos desorbitados cual loca en pleno brote de exasperación.

Permite que me hiera…

Y es que a veces me hago daño a mi misma, me engaño y me maltrato consintiéndome en mi vida todo aquello que ni quiero ni necesito auto convenciéndome de que sí, porque la sociedad lo dicta.

Me resulta necesario de vez en cuando ese dolor. Cuando soy consciente de ello me siento ridícula,  miro al espejo y me río por dejarme engañar por ese reflejo, que no soy Yo, que no me identifica como persona, ni tan siquiera es un atisbo de la realidad que existe tras él.

Permite que me hunda…

Y es que a veces es tan placentero dejarse caer…hondo, muy hondo. Hacia un abismo tenebroso, sumergido en los océanos de los más ocultos pensamientos.

Contemplando como poco a poco dejas todo atrás, cómo la luz desaparece…Como se ausenta el calor.

Dando paso a la negrura de la nada y el todo. El caos. Cerrando unos ojos que ya no ven, una boca que no dirá nada…dejando que muera ese viejo cascarón pesado.

Y en momento en que vuelva a abrirlos resurgirán, con toda la gloria que merecen, con las ganas de ver un mundo salpicado de color y de luz (o de pintarlo)…con las ganas de leer historias que regeneran el alma (o de contarlas).

Tras dedicarse unos momentos a ir marcha atrás, necesario a veces y sólo, para coger impulso y saltar más alto.

 

 

Tú,tu prisionera… Tú, tu libertad.

No permitas que tus miedos sean los que construyan  muros entre tú y tus  sueños. Serán muros altos, fuertes, casi infranqueables, casi imposibles de derribar…

Esclavizarán tu obra para que el foso que te rodea, ese que tú misma cavaste, sea cada vez más profundo. Maquillado de elemento protector, te hace prisionera en tus propias miserias.

No te permitas creer en esos fantasmas que te susurran todos los peligros, todas las terribles batallas que hay allá afuera, aguardándote, motivándote a permanecer ahí. Pues su temor más grande es verte liberada de todo lo que ellos son cautivos eternamente y su deseo más profundo es verte esa eternidad arrastrando los grilletes por tu castillo, frío y desolado, con la congoja que inundará tu corazón cada segundo, sumido en una ficticia paz.

Olvida también esas historias de valientes caballeros, portadores de poderosas espadas y brillantes armaduras, creadas para mantenerte aguardando un rescate que sólo tú podrás llevar a cabo. Porque eres prisionera de ti misma y es un tipo de prisión a la que nadie podrá acceder para salvarte.

Baja el puente, cruza el foso y explora tu reino…habrás ganado la primera batalla al miedo, una batalla que muchos, ni tan siquiera se atreven a librar.